Historia de la Fundación Otonga

La Historia de la Reserva Otonga

A comienzos de los años ’90 algunas organizaciones italianas lideradas por la Fundación BIOFOREST de Pordenone, Italia sugirieron comprar selva para “pagar una deuda con la naturaleza” para compensar las emisiones de CO2 de sus industrias.

Contemporaneamente un apicultor visionario, Massimo Carpienteri, envió una pequeña suma para comprar también un pedazo de selva, así empezó la primera compra de las tierras en la localidad Otonga, con la preciosa colaboración de la familia de don Cesar Tapia, su esposa Carmencita involucrando de alguna manera los hijos, en este tiempo todavía menores de edad, Mario, Elsa, Queti, Elicio, Arturo, Wilman, Italo e Irene.

Otonga fue el nombre de bautismo de la selva escogido por Giovanni Onore. La “derivatio nominis” se origina de la raíz en idioma tsachila “oto” que significa “ser viviente bajo la tierra” y que concretamente se puede identificar como “gusano bajo la tierra, cuica, lombriz, cecilido… y otros seres más”.

Otra interpretación más amplia podría ser: “seres vivientes que brotan de la madre tierra”.

La reserva Otonga se formó mediante la adquisición progresiva de parcelas de tierras con bosque y otros con pasto que ha sido necesario reforestar. La Fundación Otonga fue creada mediante Decreto 93 del Ministerio de Medio Ambiente de Ecuador,  el 28 de Mayo de 1998.

 

A los largo de los años, gracias a las donaciones de personas naturales, fundaciones y asociaciones, se ha ido comprando otros predios en otras localidades y en lugar de llamar las nuevas tierras: Otonga 2, Otonga 3, Otonga 4… se optó para conservar la raíz “oto” y añadir una desinencia con referencia al lugar específico. Las áreas protegidas actualmente son 4:

  1. Otonga: “La selva madre”. San Francisco de las Pampas, Sigchos, Cotopaxi, 2000m.
  2. Otokiki: “Oto + kiki (nombre común de las ranas en idioma awa)” =Otokiki. Alto Tambo, Esmeraldas, 600m.
  3. Otoyaku: “Oto + yaku (nombre quichua de agua o río)” = Otoyaku. Zanjarajuno, Santa Clara, Pastaza, 1000m.
  4. Otongachi: “Otonga + (Toa)chi (río de la localidad)” = Otongachi. La Unión del Toachi, Pichincha, 850m.

Para el año 2020 la fundación Otonga cuanta con alrededor de 2000ha de selva protegida localizadas en los ecosistemas de las regiones naturales del Ecuador: Costa, Sierra y Amazonía. Gracias a biólogos y científicos de diferentes partes del mundo que han tenido el privilegio de estudiar la naturaleza en Otonga, es posible dar a conocer al mundo las riquezas biológicas encerradas en las entrañas de este bosque del Ecuador, paraíso de la biodiversidad.

A su vez muchos grupos de estudiantes universitarios del Ecuador que utilizan nuestras selvas como un laboratorio viviente pueden compartir el acervo de conocimientos adquirido a lo largo del tiempo. Mientras en Otongachi paulatinamente se han creado estructuras para facilitar el acceso y el alojamiento de los visitantes.

Con el afán de proteger la selva, la Fundación Otonga se dedica también a ayudar en la educación de los niños a través de becas y programa de adopciones a distancia. Si los niños no tienen educación cuando serán granes talarán la selva, si los niños tienen acceso a la educación serán ellos mismos que cuidarán la selva. La educación es clave para la conservación del medio ambiente.

Para información acerca de las modalidades de adopciones a distancia de un niño de Otonga contactar:

Giovanni Onore

gonore@otonga.org
otonga@gmail.com

EnglishItalianSpanish